Cómo Hacer Tarta Fondant

  • Tarta Fondant corazón

  • Tarta Fondant Chocolate

  • Tarta Fondant Cumpleaños

  • Tarta Fondant Bob Esponja

  • Tarta Fondant Ratones


  • "Cómo Hacer Tartas Fondant"

    Pasos para hacer una tarta fondant:


    - Tienes que elegir el modelo de tarta que quieres hacer. Para eso, si no lo tienes claro, haz una búsqueda en imágenes de google con la palabra clave, en mi caso “tarta para una profesora” y encontrarás muchas, pero muchas, muchas. Elige la que más te guste e imprímetela a tamaño real, si puedes. Esa ya será tu plantilla.



    EL DÍA ANTERIOR A DECORAR LA TARTA

    - Haz los bizcochos que necesites. En este caso, yo he hecho 2 bizcochos genoveses cuadrados de 20cm. de lado y de 6cm. de altura. Tápalos bien con papel film para que no se resequen.

    - Haz el relleno que más te guste, y déjalo fuera de la nevera 12 horas antes de la decoración, debe estar con la textura de la nocilla. Yo he hecho ganaché de chocolate negro.

    - Haz el almíbar. Necesitarás un vaso para empapar con un pincel de cocina los bizcochos y que estén sabrosos.

    - Ahora prepara la base donde vas a colocar la tarta. Yo he elegido una caja que he forrado con papel rosa y encima le he puesto forro plastificado, como el de forrar libros, para que sea fácil de limpiar si se mancha con el relleno.

    También puedes utilizar como base, un trozo de corcho, que también deberás decorar. Te aconsejo que sea un poco gordito para que soporte bien el peso de la tarta.

    EL DÍA DE LA DECORACIÓN

    - Recorta el bizcocho con la forma que necesites.

    Para hacer estas tartas, normalmente torneamos los bizcochos. Esto es, que si yo quiero una tarta con forma de pizarra, como es mi caso, y no tengo un molde rectangular tan grande, haré dos bizcochos cuadrados y los uniré con el relleno y luego al ponerles la plancha de fondant por encima, parecerá que es un solo bizcocho con esa forma que yo busco. Cualquier modelo que elijas lo puedes hacer, sólo tienes que recortar el bizcocho con tu plantilla, que no será más que una fotocopia del dibujo que quieres hacer, en tamaño real.

    - Corta 4 trozos de papel de aluminio y colócalos debajo donde vas a colocar los cuatro lados de la tarta, para evitar que se manche la base. Aún con esta precaución se manchará.

    - Pon la primera capa de bizcocho, encima de los 4 trozos de aluminio. Con un pincel de cocina, empápalo con almíbar, deja que se seque un poco y cubre con la primera capa de relleno. Repite el mismo proceso con todas las capas que tengas, excepto con la última que será la tapa, esa capa no llevará almíbar.

    Yo incluyendo la tapa tenía 4 capas de bizcocho.

    - Cubre toda la tarta con el relleno, tanto la superficie como los laterales, ayudándote de una espátula para que te quede bien lisito.

    - Deja secar, quita los papeles de aluminio de debajo de la tarta y limpia la superficie, si es necesario, con papel de cocina. A partir de aquí empieza la decoración.

    - Mide la superficie de la tarta para saber hasta donde tenemos que estirar la plancha de fondant. Se puede hacer a ojo, pero yo prefiero medirlo.





    Por ejemplo, el rectángulo de la pizarra mide 38 cm X 18 cm y las paredes miden 6 cm de alto.

    Así que un lado de la plancha de fondant será: 38 + 6 + 6 = 50 cm

    Y el otro lado de la plancha de fondant será: 18 + 6 + 6 = 30 cm

    La plancha de fondant debe ser de 50cm X 30cm.

    Marca en tu encimera de trabajo con un poco de mantequilla estas medidas, para así tener claro hasta donde debes estirar la plancha sin tener que medirla ya más.

    - El fondant es una pasta de azúcar y con el calor, al trabajarlo, se hace un poco pegajosa, así que es conveniente poner spray desmoldante de bizcochos o un poco de maicena en tu encimera de trabajo, en tus manos y en el rodillo, para evitar que se pegue al estirarlo.

    - Primero debes coger la cantidad de fondant que necesites, en este caso 1 kilo y medio, y trabajarlo con las manos hasta formar una bola, sin marcas. Colócalo sobre tu encimera y empieza a extenderlo con el rodillo. Cada vez que lo extiendas un poco, levántalo, para evitar que se pegue, y rótalo 90º, es decir, gíralo en el sentido de las agujas del reloj, como si pasaras de cuarto de hora en cuarto de hora. Si es necesario que añadas más spray o maicena, porque se te ha pegado un poco, hazlo.

    - Cuando ya tengas estirada la plancha de la medida que necesitas, enróllala con cuidado sobre el rodillo, coloca el bizcocho debajo de él y ve desenrollando el rodillo cubriendo así todo el bizcocho.

    - Con el calor de tus manos ve sellando la plancha de fondant al bizcocho. El fondant sobrante córtalo con un cuchillo y retíralo. Guárdalo en papel film para que no se reseque. Mete hacia dentro el terminal de fondant con la ayuda de ese mismo cuchillo. Y limpia la base si estuviera manchada del relleno.

    - Ahora ya empiezas con los detalles. Puedes hacer todo lo que se te ocurra.